Vida sana

Meriendas materas para compartir en el Día del Amigo

Meriendas materas para compartir en el Día del Amigo


Publicada el: 20-07-17



Los mates están hechos para compartirse y nada mejor que hacerlo con la familia por elección, que son los amigos, para celebrarlos en su día. Por eso proponemos tres recetas fáciles para disfrutar de la tarde del 20 de julio entre charlas, mates y risas.

Cañoncitos de dulce de leche

Para merendar con los amigos, podés preparar esta receta rápida y poco complicada. Con la cantidad de tapas para empanadas hojaldradas de copetín que quieras, enrrollalos en palitos de madera (un poco más grandes que los que se utilizan para brochettes) previamente envueltos en papel de alumnio o bien en tubitos de un centímetro de diámetro hechos con el papel de aluminio. Cualquiera sea la manera que elijas, recordá de enmantecarlos para que sea más fácil retirarlos.

Después, colocá cada palito con su respectiva tapa en una bandeja o asadera y hornealos hasta que se doren. Cuando retires, sacá los tubitos o palitos de la masa y rellená con dulce de leche. Dale un toque especial con un poco de azúcar impalpable espolvoreada.

Galletas de miel

En un recipiente, colocá 500 g de harina 0000, 15 g de levadura fresca, 100 cc de agua, 10 g de sal y 20 g de miel para hacer una masa. Si contás con una procesadora, mejor. Mientras unis los ingredientes, poné a derretir 50 g de manteca que luego agregarás a la mezcla junto con 100 cc más de agua. Una vez hecho esto, amasá hasta obtener una masa homogénea.

Enhariná la mesa y estirá la masa hasta que se vuelva bien suave, y dejala reposar por 10 minutos. Luego, cortala en tiras delgadas o con moldes redondos y colocalas sobre una placa enmantecada. Llevá al horno por 5 a 10 minutos aproximadamente a 180° C. Cuando las retires, dejalas entibiarse por un momento y luego compartilas con los amigos mientras toman mate.

Tortas fritas

En un bol, colocá 250 g de harina común y 250 g de harina leudante, y hacemos un hueco en el medio para agregar 8 cucharaditas de grasa derretida (vacuna o porcina). Luego, mezclamos los ingredientes y vamos vertiendo de a poco 200 cc de agua con la cantidad de sal necesaria.

Amasamos hasta que quede firme y todos los ingredientes unidos. Estiramos la masa con un palo de amasar, y cortamos las tortas fritas con el tamaño y forma que más nos guste. Con un tenedor, podemos hacerles unos huecos para que permita entrar el aire cuando se estén cocinando.

A continuación, en una cacerola ponemos a calentar la grasa. Cuando esté bien caliente, comenzamos a fritarlas, cuidando de darlas vueltas, hasta que se doren. Recordá que las tortas fritas deben flotar y no tocar el fondo de la cacerola. Por último, las retiras de a una con una cuchara escurridora de acero, y colocalas en una bandeja con servilletas de papel para que absorban la grasa excedente.

¡Espolvoreadas con azúcar o con dulce de leche untado, junto con unos mates de la variedad de Verdeflor que quieras, son más ricas!