>

Vida sana

¿Qué tipo de cebador sos? Parte 1

¿Qué tipo de cebador sos? Parte 1


Publicada el: 12-04-16



El sitio miravo.uy realizó una recopilación muy graciosa de 5 tipos de cebadores.

¿Te animás a descubrir cuál sos?

1 El topógrafo

Tiene la montañita perfecta. La cuida, no deja que se desarme, la mima, calcula su pendiente. Es un escultor con cincel de bombilla para que siempre haya una reserva de yerba seca en caso de crisis.

La mayoría de los camioneros larga distancia entran en esta categoría.

Índice de lavado: nunca se lava y se dice que sólo cambia la yerba cada 15 años.

2 El palanca de cambios

Embrague a fondo y firme en la bombilla para meter los cambios. Pa’ atrás, pa’ adelante, al medio, al centro.Toma un mate y ya zarandea la bombilla pa’ todos lados como quien revuelve un tuco.

DEJÁ LA BOMBILLA QUIETA, HERMANO, COMPRATE UN AUTO CON 7 CAMBIOS.

Es pariente cercano del topógrafo.

Índice de lavado: bajísimo. Mínimo un termo para lavarse.

3 El de cambio automático

La némesis del “palanca de cambios”: jamás mueve la bombilla. Quietita ahí cual monolito de 2001: Odisea del espacio y POBRE DE VOS QUE SE LA MUEVAS.

Índice de lavado: medio alto – alto.

4 El piletero

El opuesto al topógrafo. Te ceba un mate que parece el Acuífero Guaraní: un espejo de agua. Medio termo en una sola cebada que lava toda la yerba y mata la evolución tecnológica de la montañita.

Es un mate que parece un tacho pa’ calentar fideos y es también conocido como el agua pa’ los panchos.

Índice de lavado: al tercer mate ya tiene sabor a agua pura.

5 El sordomudo

Es el tipo que no te hace ruidito al terminar el mate. Porque admitámoslo: en sí, el mate es un asco y es todo un arte dejar la mínima cantidad de baba personal en el citado recipiente.

Entonces nada mejor que borrar todo rastro de agua-yerba-baba que con una buena y última chupada. Esta última SIEMPRE produce el clásico ruidito final del mate: ¡gugjjshh! – ¡gujjjjjssshhhhhhhh!

Este ruido es todo: significa “Terminé”, “Atento que te lo devuelvo”, “Qué rico que está”, “Cómo disfruto tomar mate”, “Soy una persona segura, de palabra”, “Termino lo que me das”, “Aprovecho lo que me das”, “Quiero la paz mundial”.

Índice de lavado: alto. El charco de agua que deja en el fondo opaca toda esperanza de sabor yerbal.

Apéndice: también está el Beethoven, que deja nueve sinfonías completas con el ruido del mate. Ta’ m’hijo, tranquilícese que se va a tragar la bombilla.